Ago 01 2014

La transmisión de valores a través del lenguaje cinematográfico

TVLCine

La transmisión de valores a través del lenguaje cinematográfico

Beatriz Peña Acuña

Dykinson, 2014

Que en colegios e institutos se haya empleado (y se siga empleando) material cinematográficos con fines pedagógicos no es nada nuevo, pero que en los cinco o seis últimos años este material se haya introducido en las universidades cada vez más como parte del material obligatorio para la enseñanza sí resulta novedoso. William Julius Wilson ha sido uno de los pioneros al enseñar sociología a sus alumnos en la Universidad de Harvard usando visionados de la serie The Wire. También en la Universidad de California, Berkeley, los estudiantes tienen a The Wire entre sus asignaturas. Aunque en las universidades españolas la serie The Wire no ha tenido el mismo éxito que en las universidades norteamericanas, Miguel ángel Alzamora, profesor del Departamento de Sociología y Política Social de la Universidad de Murcia, la ha empleado en sus clases en grado de Criminología. Por su parte, Iván de los Ríos, profesor de Filosofía contemporánea en la Universidad Autónoma de Madrid y de Ética en la Alcalá de Henares, ha empleado la serie Los Soprano para enseñar Ética de los Negocios. Otro tanto ocurre con la serie Treme y tantas otras más, así como algunas de las películas-documentales más recientes que tratan de narrar aspectos muy actuales de la crisis económica, política y social.

Esta novedad en la introducción reciente de material cinematográfico para la enseñanza en la universidad hace que al menos nos formulemos una de estas dos preguntas: ¿Está ocurriendo algún tipo de transformación en las universidades que permita la introducción de material ficticio para la docencia? O ¿Algo está cambiando en el mundo cinematográfico y el de la producción de series de televisión que hace que se preste más atención y reflexión intelectual? Tal vez se estén produciendo cambios en los dos entornos, tanto en el de las universidades como en el de las productoras cine y series de televisión. No obstante, cabe la argumentación de que si esto no ocurría antes quizás se debiera a algún tipo de protocolo escolástico que pudiera haber estado sancionando cualquier práctica de mezclar lo ficticio con «lo real» dentro las universidades, allí donde se guarda el mayor tesoro de nuestra modernidad, esto es, la ciencia.

Lo ficticio sería lo opuesto a «lo real», sin embargo, no debemos olvidar que lo ficticio tiene su origen en algún tipo de realidad. Así, lejos de cualquier santo de devoción platónica, lo ficticio es una representación que trata de explorar lo posible o imposible de la realidad de la que se trate. Así, las películas de cine o las series de televisión son representaciones que se originan (y se reintegran) dentro de los imaginarios sociales que tenemos sobre la realidad (o realidades, si se es constructivista o relativista). Pero las representaciones cinematográficas son también relatos, discursos en los que subyace algún tipo de ideología por muy oculta que esté ésta. Por tanto, el «lenguaje cinematográfico» es un vector ineludible de «transmisión de valores», sea o no intención de los directores y productores cinematográficos.

El libro de Beatriz Peña Acuña nos será utilísimo para ver cómo funcionan estos recursos cinematográficos en su carácter moralizante, es decir, sobre la posibilidad de la transmisión y recepción de valores a través de sus contenidos.

El ensayo de Beatriz Peña Acuña está concebido con la intención de clarificar conceptos y de sentar las bases teóricas que sirvan de fundamento para la intelección de un proceso complejo: la posibilidad efectiva de transmisión de valores a través del lenguaje cinematográfico. La novedad del planteamiento se debe a que tiene en cuenta los propios medios del lenguaje visual, el modo como se produce la intervención del director con su obra, el efecto de la misma y la naturaleza del receptor. El texto presente obedece a un deseo de encontrar un posible camino de exploración entre ciertas variables que intervienen en este producto multidimensional que es el cine. Por tanto analizamos, desde una perspectiva histórica, las posturas científicas; se encuentran modelos compatibles y conceptos teóricos sólidos que sirvan de apoyo específicamente a la hipótesis acerca de la intencionalidad de los directores de cine, al tiempo que de instrumento de valoración tanto de los elementos cinematográficos concretos que usan como de los mecanismos de identificación del espectador con el héroe de la película.

La densa y al mismo tiempo ágil exposición del panorama teórico facilita al lector, así lo pretendemos, el hilo conductor que le permite adentrarse a través del planteamiento que conduce al desenlace de la transmisión. Sin embargo, reconocemos más ambiciosos nuestros objetivos. Esperamos que, por la aportación de pensamientos expositivos, la lectura sea una fuente de iniciativas, creativa y enriquecedora. Más que cerrar vías de investigación en Estudios de cine, y en un sentido más amplio, en las Ciencias Sociales, nos atrevemos a abrirlas e inspirarlas con nuestras propuestas.

.

.

Breve reseña sobre la autora

Beatriz Peña Acuña

Beatriz Peña Acuña

Beatriz Peña Acuña estudió Filología Hispánica, una Diplomatura humanística y también Periodismo. Es Premio Extraordinario de Doctorado por la Universidad de Alicante. La tesis con mención europea se tituló: “Humanismo y cine: la ejecución del tratamiento de la dignidad humana en la obra creativa de Steven Spielberg.” Actualmente es profesora contratada doctor acreditada en Magisterio y ADE en la UCAM.

 

Enlace permanente a este artículo: http://cisolog.com/sociologia/la-transmision-de-valores-a-traves-del-lenguaje-cinematografico/

Deja un comentario

Your email address will not be published.